GINECÓLOGIA Y OBSTETRICIA

Nuestro grupo de Ginecología y Obstetricia del Sanatorio Internacional ofrece una amplia gama de servicios rutinarios a pacientes de todas las edades, así como atención especializada en ginecología y atención de maternidad de adolescentes.

Atendemos la salud ginecológica de la mujer en cuanto a prevención y tratamiento se refiere.

Ofrecemos atención integral en un mismo lugar, con tecnología de punta, personal técnico y operativo calificado para orientarlo y atenderlos eficientemente.

 

 

 

En nuestro Servicio encontrará una completa gama de servicios:

  1. Examen ginecológico integral

  2. Pesquisa y tratamiento de lesiones de cuello uterino

  3. Ecosonografía pélvica y transvaginal Ginecológica y Obstétrica

  4. Cirugía ginecológica

  5. Menopausia, osteoporosis: prevención y tratamiento

  6. Histeroscopia diagnostica y operatoria

  7. Laparoscopia ginecológica

  8. Control Prenatal de bajo y alto riesgo

  9. Cirugías mínimamente invasivas

 

LEEP

Es actualmente uno de los procedimientos más comúnmente utilizados para tratar neoplasias cervicales intraepitelial de alto grado (CIN II/III, HGSIL) (crecimiento anormal y pre-canceroso de células escamosas en el cuello uterino) que se han detectado mediante exámenes colposcópicos. ​

 

El procedimiento presenta numerosas ventajas entre las que se destacan, su costo reducido, su alta tasa de éxito, y simplicidad para utilizarlo. El procedimiento se lo puede realizar en un consultorio y por lo general solo requiere el uso de anestesia local.

 

Es un tratamiento que previene el cáncer de cuello uterino. Un pequeño cable eléctrico en forma de bucle es utilizado para remover las células anormales dentro del cuello uterino. La Cirugía LEEP puede realizarse luego de que las células anormales sean detectadas en el Papanicolau, colposcopia o biopsia.

 

La mayoría de las veces, el LEEP elimina todas las células cervicales anormales. Si el LEEP no elimina todas las células anormales, es posible que debas repetir el procedimiento, o requiera de otras pruebas o un procedimiento más avanzado.

 

EN LA HIGIENE GENITAL FEMENINA LOS EXCESOS SON AGRESIVOS.

 

La búsqueda de una limpieza extrema a través de la depilación y el uso de duchas vaginales, desodorantes o jabones con sustancias irritativas puede ser contraproducente.

 

El vello púbico, independientemente de ser agradable a la vista o no, tiene un rol protector. Aunque buena parte de la población femenina considere que la depilación genital es fundamental para lucir más sensuales y estéticas, la realidad es que esta práctica podría dejar secuelas. El vello púbico retiene el sudor y otros fluidos, lo cual mantiene el área genital más fresca, disminuye la humedad y el riesgo de infecciones. Si bien no hay ninguna investigación que contraindique de forma absoluta la depilación, sí existen recomendaciones para moderar esta práctica.

 

En cuanto a la higiene, es preciso saber que sólo el área externa amerita limpieza con agua y jabón. La zona genital de la mujer asemeja un sistema de compuertas de contención cuya función es evitar que líquidos o sustancias externas entren a la mucosa, que es rosada. La vulva tiene piel en los labios mayores y en parte de los labios menores, área en la cual se puede usar jabón; sin embargo, cuando alguna de las sustancias limpiadoras entra en contacto con la mucosa rosada, ocurre una irritación, pues esta zona carece de la protección que confiere la queratina presente en la piel.

Los llamados productos de “higiene íntima” incluyen indicaciones en las que pocas mujeres reparan: “sólo de uso externo”. El área externa incluye los labios mayores y las caras externas de los labios menores, no la mucosa interior. Las mujeres en extremo preocupadas por la higiene utilizan excesivamente productos con químicos capaces de generar una quemadura crónica en la entrada de la vagina, lo cual podría hacer que el inicio de la penetración en las  relaciones sexuales sea doloroso y molesto. Otro riesgo es la posibilidad de infecciones por irritación debido a las sustancias en el área por donde sale la orina, en el meato uretral, y sensación de resequedad sobre todo al lavarse más hacia la parte de la vagina.

 

La naturaleza ha diseñado de manera interesante (y no casual) a la vagina, cuya morfología es cerrada.

 

Hay quienes se preguntan si la proximidad entre la vagina y el ano podría generar infecciones: no es así, gracias al sistema de defensa. Equivocadamente, muchas madres insisten en que las niñas deben lavarse constantemente para evitar infecciones genitales, cuando realmente son las mismas sustancias limpiadoras las que crean esta predisposición.

 

El flujo vaginal, rico en bacterias protectoras, también resguarda a la vagina de posibles infecciones, con una función similar a la del flujo nasal, las lágrimas o la saliva.

 

La limpieza debería hacerse solamente con agua filtrada y hervida, evitando que el jabón penetre. No se recomienda usar el bidet, ya que puede violentar y conducir a infecciones debido a la presión del chorro, sumado a la posible contaminación del agua.

 

Cualquier irritación o mal olor en la vagina debe alertar sobre una infección que no ha de ser tratada con lavados domésticos sino consultando al ginecólogo, quien podría indicar tratamiento con antibióticos. Se debe erradicar la práctica de exacerbar la frecuencia e intensidad de la higiene frente a un flujo vaginal abundante o de mal olor, lo cual lejos de solucionar podría agravar el problema.

 

 

 

 

 

Nuestra División de Obstetricia

Conjuntamente con nuestra área de Medicina Materno Fetal y nuestro de Centro de Imágenes realizamos el control y seguimiento de los embarazos de alto riesgo con la tecnología más avanzada del mercado.

 

Realizamos estudios de:

  • Tratamiento Quirúrgico de Patologías Fetales

  • Diagnóstico Temprano de Patologías Congénitas

  • Manejo Perinatológico del Embarazo de Alto Riesgo

  • Ecocardiografía Estructural y Funcional Fetal

  • Monitoreo Fetal

  •  Perfil Biofísico Fetal

  •  Doppler Materno Fetal

 

Si usted desea saber en qué etapa del embarazo se encuentra puede consultarlo a través de la calculadora gestacional.