Otorrinolaringología

Los otorrinolaringólogos diagnostican y controlan las enfermedades de las orejas, la nariz, los senos paranasales, la laringe (caja de la voz), la boca y la garganta, así como las estructuras del cuello y la cara.

OÍDOS.

La pérdida auditiva afecta a uno de cada diez latinoamericanos. El dominio exclusivo de los otorrinolaringólogos es el tratamiento de los trastornos del oido. Nuestros especialistas están capacitados tanto en el tratamiento médico y quirúrgico de la pérdida de audición, infecciones de oído, trastornos del equilibrio, ruido auditivo (tinitus) y algunos trastornos del nervio craneal. Los otorrinolaringólogos también manejan trastornos congénitos (de nacimiento) del oído externo e interno.

NARIZ. Alrededor de 35 millones de personas en latinoamerica desarrollan sinusitis crónica cada año, lo que lo convierte en una de las quejas de salud más comunes en el cono sur. El cuidado de la cavidad nasal y los senos nasales es una de las principales habilidades de nuestros especialistas. Los problemas en el área nasal incluyen alergias, trastornos del olfato, pólipos y obstrucción nasal debido a un tabique desviado.

GARGANTA. Comunicarse (hablar y cantar), comer una comida, todos involucran esta área vital, siendo específico para los otorrinolaringólogos el manejo de enfermedades de la garganta, la laringe (caja de la voz) y el tracto o esófago aero-digestivo superior, incluidos los trastornos de la voz y la deglución.

CABEZA Y CUELLO. Esta área del cuerpo incluye las funciones importantes de la vista, el olfato, la audición y la apariencia de la cara. En el área de la cabeza y el cuello, los otorrinolaringólogos están capacitados para tratar infecciones, tumores benignos (no cancerosos) y malignos (cancerosos). Para mayor información, les invitamos a consultar y aclarar todas sus dudas.

ALGUNAS CONDICIONES QUE TRATAMOS.

LA RINOSINUSITIS.

La rinosinusitis inflama la mucosa de las fosas nasales y senos paranasales

Si se inflaman porque se obstruyen por un proceso viral, bacteriano o alérgico y esta obstrucción persiste, se cierran los pequeños conductos y se acumula mucosidad en ellas, que comienzan a drenar y a generar molestias.

Los síntomas de la sinusitis son sensación de congestión nasal, dolor de cabeza localizado en la zona frontal, maxilar, debajo de los ojos y alrededor de ellos; sensación de congestión continua, moco continuo y, en algunos casos, tos y estornudos, que de manera habitual se dan en la rinosinusitis aguda.

En las condiciones adecuadas, la sinusitis se cura sola y sin necesidad de antibióticos. Si este cuadro persiste en el tiempo, es necesario tratamiento médico y, si tampoco hay mejoría, se debe practicar una intervención quirúrgica.

LA OTITIS.

La otitis media es frecuentes en la infancia y puede causar pérdida de audición

La otitis media es una inflamación persistente de la mucosa que recubre el oído medio. Se produce una exudación líquida que queda atrapada, por el cierre de la trompa de Eustaquio, y por ello se produce dolor y alteración de la audición.

Se puede clasificar en aguda (síntomas entre 0 y 3 semanas), subaguda (de 3 a 12 semanas) y crónica (más de 12 semanas). El líquido atrapado en el oído medio puede ser de tipo seroso (fluido, parecido al agua), mucoso (viscoso, parecido al moco) o purulento (pus).

El tratamiento habitual de otitis media aguda se realiza con antibióticos, teniendo como referencia los gérmenes que habitualmente son los responsables de dichos procesos. Al tratamiento antibiótico en ocasiones se asocian descongestionantes nasales y mucolíticos.

LA DISFONIA

Disfonía es la pérdida del timbre normal de la voz por trastorno funcional u orgánico de la laringe.

El sonido emitido por el niño desde el nacimiento, puede ser alterado en ocasiones, por algunas malformaciones laríngeas o trastornos neurológicos. En edades más avanzadas, pueden parecer papilomas laríngeos, originados por una infección viral. En el adulto, la mayoría de las disfonías, son causadas por hiperfunción vocal.

Es necesario realizar una exploración física de la laringe en toda disfonía recidivante o que se prolongue más allá de 15 días, sobretodo si existe hábito tabáquico. Puede mostrar la existencia de una tumoración de cuerda vocal.

El tratamiento de los nódulos y el edema de cuerdas vocales, consiste en llevar a cabo rehabilitación foniátrica y en caso de persistir, completar ésta con la extirpación microquirúrgica.

En el caso del pólipo de cuerda vocal, el tratamiento fundamental es la exéresis quirúrgica y posterior rehabilitación foniátrica.

Asociándose en ocasiones con patología digestiva y principalmente reflujo gastroesofágico, podemos apreciar en ocasiones la existencia de un granuloma o una úlcera de contacto en el tercio posterior de las cuerdas vocales. En estos casos, el tratamiento inicial de rehabilitación foniátrica, se asocia con tratamiento médico y postural antirreflujo.

LA INSUFICIENCIA RESPIRATORIA.

La insuficiencia ventilatoria nasal supone el incorrecto flujo del aire por la cavidad nasal

Es una patología frecuente en niños y adultos, de múltiples etiologías y tratamientos. En el niño, casi siempre, la causa es un agrandamiento de las adenoides o vegetaciones, muchas veces asociado a hipertrofia de las amígdalas.

En el adulto, las causas son principalmente dos, muchas veces asociadas: hipertrofia de los cornetes nasales inferiores y desviación del tabique nasal.

El síntoma principal es la dificultad para ventilar por la nariz. Se manifiesta por: boca abierta, inspiraciones nasales bruscas, profundas y cortas, sequedad de la garganta, ventilación ruidosa diurna y más aún nocturna.

Nuestro especialista dispone de una amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la nariz y los senos paranasales.

El diagnóstico se basa en la anamnesis y el examen clínico. Inspección, rinoscopía anteroposterior, fibroscopia.

El tratamiento dependerá de la causa y puede contemplar diversas cirugías y en las obstrucciones funcionales se puede dar tratamiento médico con antihistamínicos, descongestionantes, antibióticos, corticoides tópicos o sistémicos, etc.

ACUFENOS.

Los acúfenos son la percepción de un sonido en oídos o cabeza sin fuente externa que lo produzca

Puede percibirse como un zumbido, pitido, ruido de grillos, etc. Puede ser continuo o pulsátil, permanente u ocasional.

El acúfeno no es una enfermedad, sino un síntoma que puede aparecer de forma aislada, acompañando a una enfermedad del oído o a otra patología, por lo que nos especializamos en el diagnóstico y  tratamiento de pacientes con este síntoma,

Ante la aparición de un acúfeno hay que hacer un estudio otorrinolaringológico para detectar si se debe a algún tipo de patología que pueda ser tratada médica o quirúrgicamente.

No siempre va asociado a una pérdida auditiva, ni su aparición nos indica que vaya a producirse una sordera.

PERDIDA DE AUDICIÓN.

Existen muchas causas que pueden producir pérdida de audición: antecedentes familiares, enfermedades víricas en el embarazo, incompatibilidad sanguínea entre madre e hijo, etc. En adultos, infecciones crónicas, otitis de larga duración o muy frecuentes, traumatismos, etc.

Muchos pacientes con hipoacusia se benefician de procedimientos médicos o quirúrgicos, pero la mayoría tiene trastornos auditivos que no pueden corregirse con estos métodos. Para ellos está indicada la rehabilitación con prótesis auditivas (audífonos).

SI PRESENTA ALGUNA OTRA PATOLOGÍA, NO DUDE EN ACERCARSE CON NUESTRO ESPECIALISTA.