Pediatría

En el Sanatorio Internacional S.A, entendemos que los niños necesitan y merecen una atención especial cuando están enfermos o lesionados. Nuestros especialistas pediátricos están conscientes de que los niños son parte fundamental dentro de la dinámica familiar y de que si queremos realmente ser efectivos como pediatras, debemos entender, apoyar y convertirnos en verdaderos aliados dentro de estas familias. Nuestro compromiso es proporcionar una atención de alta calidad en un ambiente amigable con los niños, centrándose en las necesidades únicas de cada niño, incorporando un enfoque de atención centrado en la familia.

Se hace todo lo posible para involucrar a los padres o tutores en todos los aspectos del cuidado del niño. Ellos son vistos como miembros del equipo de salud para la atención de su hijo y como defensores de su salud y el bienestar del niño. Este enfoque ayuda a reducir el estrés y la ansiedad de la hospitalización. El énfasis es, en la prevención de las enfermedades y de los desajustes y desórdenes que pueden afectar a los niños y jóvenes en sus familias y en su desempeño educativo y de interacción social. A la vez los usuarios disponen de excelentes profesionales capaces de solucionar la gran mayoría de las enfermedades y de los desordenes funcionales de la infancia y la juventud.


El sanatorio internacional reúne en una misma institución a profesionales de diversas especialidades para brindar un servicio mas amplio, cubriendo todas sus necesidades.


A los Padres de Nuestros Pacientes



1. La razón fundamental de trabajar en un grupo pediátrico es la de poder ofrecer a nuestros pacientes y sus padres un mejor servicio y atención independientemente de la hora del día a la cual se necesite.

2. En las situaciones de emergencia, los niños pueden acudir en cualquier momento para que sea atendida su urgencia, sin importar el horario..

3. Las familias escogen libremente al Pediatra de su preferencia. En ausencia de éste, cualquier otro de los especialistas pediatricos puede atender una situación de emergencia dentro del horario de actividades.

 

4. Recomendamos la primera visita al recién nacido sano a las dos semanas. Las visitas regulares de Control Pediátrico serán mensuales durante el primer año. Ocasionalmente durante el segundo semestre pueden ser bimensuales, sobre todo si los padres tienen experiencia y todo viene funcionando adecuadamente. Durante el segundo año se fijaran las citas cada tres meses y cada cuatro a seis meses en el tercero. Posteriormente es conveniente el Control una o dos veces al año, según las circunstancias.

5. Las visitas de Control se realizan para evaluar periódicamente el crecimiento de su hijo, su desarrollo psicomotor, valorar el estado general de salud, prevenir enfermedades (vacunaciones), revisar los hábitos del sueño, alimentación, defecación y las pautas de crianza, orientables sobre el manejo en general y detectar precozmente cualquier problema.

6. Al acudir por primera vez con el bebé recién nacido les haremos entrega de se Libreta de control del crecimiento y vacunaciones" .

7. El Pediatra de su niño recomendará evaluaciones especializadas cuando lo considere oportuno. Si en algún momento ustedes desean tener otra opinión sobre determinado aspecto, es conveniente que lo discutan con su médico, quien está en condiciones de recomendarles lo más apropiado.

8. Los Pediatras acostumbramos a llamar a otros médicos para consultar con ellos diversos asuntos de los niños que asisten a consulta. Esto lo hacemos con mucha frecuencia. No significa que su niño está muy enfermo, sino que estamos haciendo uso de una de las grandes ventajas del trabajo en equipo, compartir experiencias y contrastar criterios en beneficio del paciente.

9. Ocasionalmente su Pediatra les indicará que regresen en determinada fecha para aplicar alguna vacuna pendiente. Esto se hará por ejemplo si el niño acudió enfermo a la consulta y le correspondía vacunación dentro de una o dos semanas o ya traía la fecha vencida