Terapia Intensiva Pediátrica y Neonatal

 

 

Inaugurado como unidad de cuidados intensivos Neonatales y Pediátricos en Noviembre 2015, reconocida oficialmente como UCI Neonatal y Pediátrico en Enero de 2016.

 

Nuestra misión en este Servicio es la de brindar atención de alta complejidad a los recién nacidos, asegurando la atención y recuperación de la salud del bebe con una atención de excelencia, rápida, oportuna, humanizada, eficaz y eficiente con recursos humanos comprometidos e inspirados en valores y con la mejor tecnología.

 

El término neonato hace referencia al recién nacido, todo bebé entre 0 y 28 días.

 

La neonatología es la subespecialidad médica de la pediatría que implica el estudio y tratamiento del recién nacido. Por ello, lo que se denomina “Unidad de Neonatología” dentro de una clínica, sanatorio u hospital se refiere al espacio de internación de Cuidados Intensivos e Intermedios de los recién nacidos.

 

No todos los bebés nacidos en una institución médica se internan en U.T.I Neonatal.

 

En los casos en los que exista alguna complicación médica, la internación se realizará en la Unidad de Neonatología y podrá ser  prolongada, de acuerdo a cada caso en particular.

 

Prematurez, patologías graves, malformaciones y bajo peso son tan sólo algunos de los motivos de Internación en la UTI de Neonatología.

 

Las causas de internación en la sala UTI de Neo son muy variadas y de diferentes niveles de gravedad.

 

En términos generales, las causas de internación son:

  • Patologías graves y malformaciones del bebé

  •  Nacimiento prematuro del bebé

  •  Otras complicaciones perinatales; infecciones, descompensaciones metabólicas, macrosomias fetales, bajo peso y otras.

 

Para comprender un poco acerca de estos motivos de internación de un recién nacido, primero es importante considerar las distintas complicaciones que podrán presentarse durante el embarazo y nacimiento de un bebé.

 

Por un lado, se encuentran las patologías fetales diagnosticadas prenatalmente, que son aquellas enfermedades hereditarias o malformaciones congénitas de los bebés. Éstas, en general, pueden ser detectadas durante el transcurso del embarazo por medio de las ecografías.

Por otra parte, se presentan algunas situaciones donde hacia el final del embarazo el equipo médico puede anticipar el nacimiento del niño por causas de un embarazo de riesgo, donde corre peligro el binomio madre – feto.

 

El nacimiento prematuro antes de las 37 semanas de un bebé es una complicación que puede tener diversas consecuencias y es a la vez el motivo más frecuente del porque un recién nacido ingresa  UTI neonatal.

Este tipo de situaciones, pueden no ser previstas por el equipo médico, dado que algunas patologías no presentan señales de alarma.

Asimismo, pueden presentarse otras dificultades menores que se evalúan tras el nacimiento y que tiene que ver con algunas alteraciones detectadas en los valores del recién nacido (por ejemplo, el peso, la regulación de la temperatura, regulación del azúcar en sangre o el nivel de bilirrubina).

TRATAMOS

  • Atención del Recién Nacido Inmediato.

  • Atención de Recién Nacido Sano.

  • Atención del Recién Nacido Hospitalizado con Enfoque Familiar.

  • Cuidados del Paciente Conectado a Ventilación Mecánica Convencional.

  • Cuidados del Paciente Conectado a Ventilación de Alta Frecuencia.

  • Manejo y Cuidados del Recién Nacido Quirúrgico.

  • Atención y Cuidados del Paciente Prematuro.

  • Atención y Cuidados del Paciente Prematuro con extremo bajo peso < 1500 grs y/o < 32 semanas.

  • Cuidados de los Recién Nacidos con Patologías Congénitas.

 

En nuestro Sanatorio los recién nacidos sanos se internan junto a sus madres. Esto se denomina “Internación Conjunta” y responde principalmente al hecho de propiciar un vínculo temprano saludable entre el recién nacido y su madre y familia.

 

Cabe aclarar, sin embargo, que existen situaciones en las que el bebé puede ser trasladado a la “Unidad de Neonatología de Baja Complejidad” por causa materna. Esto se da en aquellas situaciones en las que la madre presenta alguna dificultad médica y/o no puede hacerse cargo del bebé.